El implante de condrocitos autólogos (ACI) es una técnica destinada a reparar el cartílago dañado de una articulación. Las células cartilaginosas (condrocitos) se extraen de la rodilla y se multiplican mediante cultivo para aumentar el número de células. Cuando se dispone de células suficientes, éstas son incluídas en una matriz tridimensional que se solidifica y posteriormente son reimplantadas en la rodilla para reparar la zona del cartílago lesionada. Esta técnica fue desarrollada en los años ochenta en Suecia y es ampliamente utilizada en Europa y los Estados Unidos. Sin embargo, debido a las grandes requerimientos científicos y de infraestructura no había estado disponible en México hasta ahora, después de años de investigación e implementación de la técnica de cultivo y gracias a convenios de cooperación con Universidades de España y la República Checa , el Banco de Hueso ha logrado desarrollar a base de ingeniería tisular el primer bioimplante para uso clínico el CONDROGRAFT el cual cuenta con los mayores estándares de calidad y bioseguridad.

Cuando el laboratorio recibe la biopsia de cartílago, se pesa, se macera, y se digiere mediante enzimas. Cuando los condrocitos se han separado de la matriz cartilaginosa, se lavan y se colocan en frascos que contienen medios de cultivo especiales y suero. Estos frascos se incuban a temperatura corporal. En el frasco, una parte de las células se adherirá al fondo y comenzarán a multiplicarse.

Al cabo de dos o tres semanas, cuando se obtienen la población célular adecuada, se sacan del frasco mediante un proceso llamado tripsinización. Las células se lavan de nuevo y se incluyen en una matriz tridimensional a base de fibrina después de la cual al solidificarse da lugar a un bioimplante llamado condrograft el cual se encuentra listo para la reimplantación en el paciente.

El segundo tiempo implica un procedimiento quirúrgico más grande que el anterior. La articulación se aborda a través de una artrotomía. Se identifica el defecto y se desbrida (se limpia) la lesión cartilaginosa, y se extraen todos los restos cartilaginosos. Se prepara el lecho receptor se diseña al bioimplante de tal manera que sus bordes contacten con el cartílago sano, y entonces el condrograft es fijado utilizando un "pegamento biológico". Después de lo cual la artrotomía es cerrada y el paciente puede iniciar su rehabilitación.

Para descargar la Carta de Consentimiento Informado o la Solicitud de Condograft, haga clic sobre los siguientes botones, recuerde que debe regresar esta solicitud correctamente llenada por Fax, Correo o Vía E-Mail a nuestra dirección.

Descargar para Imprimir

Descargar para Imprimir
.